Petronio Álvarez Quintero

Patricio Romano Petronio Álvarez Quintero, o simplemente Petronio, nació el 1 de octubre de 1914 en la isla de Cascajal, Buenaventura, en la costa Pacífica colombiana. Este músico y compositor es hijo de Juana Francisca Quintero Asprilla, una chocoana escritora de versos, y de José Joaquín Álvarez Micolta, un caucano que había llegado a este puerto hacia finales del siglo XIX, atraído por la construcción del primer tramo del Ferrocarril del Pacífico, del cual fue posteriormente maquinista.

Su versátil legado musical pasa por poseer bambucos, merengues, huapangos, sones, abozaos y jugas, pero indiscutiblemente fue el currulao, con toda la tradición de sus antepasados africanos, el que más marcó su trasegar en el mundo de la música. A través de sus composiciones en cada uno de los ritmos, Petronio Álvarez recreó a su manera mucho de la idiosincrasia, el acontecer y el sabor del litoral. En piezas como "Teresa" describe el espíritu machista del negro porteño; en "Roberto Cuero", el muerto vivo, pone en escena anécdotas y costumbres populares funerarias de la región; con "Bochinche en el cielo" muestra mucho de sus devociones religiosas con la hilaridad que siempre lo acompañó; a través de "El porteñito" o "Adiós al Puerto" deja en evidencia una vez más, el amor por su tierra. Y así cada canción tiene su historia, igual pasa con "Vespertina", "El Piñal", "Chopero", "Overol", " Linda Porteña", "Coja la Pareja", "Felisa", "Muy Indigna", "Despedida", "Adela", "Año Viejo",‘‘Cali, ciudad sultana", "Adiós a Colombia", "El Cauca", "Viendo Correr", "La Caña de Azúcar", tan sólo algunas de sus composiciones más populares, aún cuando la mayor parte de la obra musical de Álvarez es inédita.

Después de padecer un cáncer óseo que en sus últimos años lo redujo paulatinamente, y que le impidió proseguir con su vida de bohemio vagabundo. Petronio Álvarez murió prematuramente el 10 de diciembre de 1966 en Cali, a los cincuenta y dos años, heredándole todo un legado musical a su familia, amigos y en general a las gentes del Pacífico, legado que ha llevado a que se le llame "El Rey del Currulao". En 1997, en honor al "Cuco" se crearía el Festival de Música del Pacifico Petronio Álvarez', que se celebra anualmente en la ciudad de Cali y el cual se ha convertido a través del tiempo en vitrina del folclor, la cultura y la identidad del Litoral afropacífico.